PASOS PARA EXONERARTE

Solo debes seguir estos 3 pasos EN EL MOMENTO DE LA MATRICULA

(artículo 42 del reglamento de la Ley General de Educación):

HACER DOS COPIAS DE LA CARTA

PRESENTAR LA CARTA

HACER SELLAR EL CARGO

Debe estar dirigida al director o decano de la institución educativa y firmada por la persona que lo solicite o por el apoderado legal, en caso de ser menor de edad. Mas abajo podrás generar tu carta de exoneración.

Presentar la carta original en mesa de partes, secretaria o recepción de la institución educativa, según sea el caso.

Hacer sellar el cargo por el empleado que recibe la carta y guardarlo como constancia de la exoneración.

DESCARGAR CARTA MODELO

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Existe un plazo para presentar la carta al colegio?

La ley no especifica plazos, pero en el pasado el Minedu ha recomendado que el trámite se realice dentro del primer mes de clases. Por ello, te sugerimos presentar la carta lo antes posible.

Mi hijo estudia en un colegio católico.

¿Puedo exonerarlo del curso de religión?

Sí. La ley no contempla excepción alguna para el derecho individual de exoneración. Los colegios no son bastiones de adoctrinamiento para ideologías religiosas. Ningún colegio, sea católico, protestante o afín a cualquier otra religión, puede negarse a recibir la carta de exoneración.

¿Afectará mi promedio de notas si me exonero del curso de religión?

No. Una vez exonerado, tu promedio se calculará según tus notas en los demás cursos. El de religión dejará de considerarse como parte del cálculo.

¿El colegio puede rechazar el trámite?

La exoneración del curso de religión es un derecho, no una solicitud. Si el colegio se niega a recibir y sellar la carta, se expone a drásticas sanciones. Solamente la UGEL respectiva puede emitir opinión e informar al colegio sobre cualquier observación después de recibida la carta.

¿Qué hacer si el colegio se niega a recibir mi carta?

En algunos casos, por ser el colegio religioso, hay indicaciones expresas para rechazar el trámite. En la mayoría de ocasiones, sin embargo, las negativas provienen no de una política establecida por el colegio, sino del propio sesgo ideológico de las personas que atienden la ventanilla u oficina donde se entrega la carta. Sea cual sea la razón, quien se niegue a recibir y sellar una carta de exoneración está exponiendo al colegio a sufrir drásticas sanciones. La exoneración del curso de religión no es una solicitud, sino un derecho establecido por ley.

Entre los argumentos engañosos esgrimidos por algunos funcionarios en los colegios están los siguientes:

- Este es un colegio religioso, la exoneración no procede.
Falso: la ley no contempla excepciones a la exoneración, por lo que el trámite debe proceder, sea el colegio que sea.

- Se necesita un certificado de pertenecer a otra religión (a veces piden copias de DNI, o alguna declaración jurada, o cualquier otro documento).
Falso: ese requisito se contemplaba en la ley anterior, que ya no está vigente. Desde diciembre de 2010, no se necesita presentar ningún documento más que la carta de exoneración.

- Debe dirigirse a la UGEL, el trámite no se realiza acá en el colegio.
Falso: el trámite se efectúa únicamente en el mismo colegio del alumno.

- El trámite es sólo para secundaria (o primaria, o cualquier nivel educativo diferente al del alumno).
Falso: la exoneración es para cualquier nivel educativo, desde el escolar hasta el universitario.


Ante estas situaciones de negativas a recibir la carta de exoneración por parte de funcionarios en los colegios, recomendamos seguir los siguientes pasos:

- Hacerle ver al funcionario que está desinformado y que la ley actual ampara el trámite de inmediato.

- Si persiste en su negativa, tómale foto con tu celular, y luego pídele su nombre.

- Explícale que está yendo en contra de la ley, y que el colegio se expone a fuertes sanciones. Cuando se las apliquen, el colegio preguntará quién fue el responsable de esa sanción.

- Si en ese punto el funcionario aún persiste en su negativa y se niega a dar su nombre, indicarle que con la foto basta, que en ese momento te diriges al Indecopi a plantear una queja y que esté preparado para asumir las consecuencias.

- Usualmente, a estas alturas el funcionario se apresura en sellar el cargo y entregártelo. Pero si persiste en su negativa, entonces dile buenos días o buenas tardes, y abandona el local. Si te pide que esperes, no hagas caso y sal. Si cede y se acerca a ti para hacerte cambiar de opinión, interrúmpelo y dile que vas a contar hasta tres y que para entonces, debes tener tu cargo firmado.

- Si no hay respuesta positiva, comunícate con nosotros para enviar a un representante oficial que te acompañe al colegio para documentar el caso. De allí te acompañaremos para las acciones legales.

¿Cuál es la base legal para la exoneración?

Ley Nº 29635 - Ley de Libertad Religiosa

Artículo 8º.- Exoneración del curso de religión

 

“Las instituciones educativas, en todos sus niveles y modalidades, respetan el derecho de los alumnos a exonerarse del curso de religión por motivos de conciencia o en razón de sus convicciones religiosas sin verse afectado su promedio académico. En los casos de los menores de edad, la exoneración procede siempre y cuando así lo expresen los padres o quien tenga la tutela de los mismos.”

 

Reglamento de la Ley General de Educación

Artículo 42°.- Educación Religiosa

 

“Todo niño gozará del derecho a tener acceso a educación en materia de religión conforme con los derechos de sus padres o tutores. Si es mayor de edad con su consentimiento. En las instituciones educativas, los padres, tutores o estudiantes mayores de edad, cuando corresponda, podrán solicitar la exoneración del área curricular de Educación Religiosa, decisión que será comunicada en el momento de la matrícula y que será consultada y registrada y mantenida en reserva por la institución educativa.”

 

Para toda institución educativa en el país

Por Ley

 

TODA INSTITUCIÓN EDUCATIVA en el país, sea colegio de educación primaria, secundaria o universidad, sea colegio o universidad religiosa o no, está en la obligación de exonerar del curso de educación religiosa en cualquier de sus formas a quienes lo soliciten por motivos de libertad de consciencia. La institución educativa en cuestión deberá acceder a la solicitud sin poner el impedimento de demostrar la pertenencia a otro credo religioso diferente al católico, en cuyo caso excluiría a ateos y agnósticos. En caso de presentar este pretexto, la institución estaría faltando a la ley, por lo que podemos accionar legalmente. Contáctenos para asesoramiento gratuito.

¿SABIAS QUE PUEDES EXONERARTE DEL CURSO DE RELIGIÓN?

Es sencillo, pero hay una fecha límite para solicitarlo.

DESCARGAR CARTA MODELO

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos un grupo de padres de familia de diversas creencias. Consideramos que el curso de religión dictado en los colegios del Perú está orientado a promover únicamente a una religión, la católica.

Gracias a la Ley Nº 29635, se hizo muy sencillo tramitar la exoneración de ese curso para nuestros hijos. Sin embargo, hemos podido comprobar que muchas otras familias peruanas desconocen la existencia de este trámite, y por ello promovemos esta iniciativa para darlo a conocer.

DESCARGAR CARTA MODELO

¿POR QUÉ EXONERARSE DEL CURSO DE RELIGIÓN?

2

PORQUE NO CONTRIBUYE A UNA MEJOR EDUCACIÓN

1

3

PORQUE ES UN CURSO NO INCLUSIVO

PORQUE DEBERÍA EMPLEARSE MEJOR SU TIEMPO PEDAGÓGICO

Si bien la religión católica es la dominante en el Pero, el censo del año 2017 ha mostrado claramente que está disminuyendo, en favor de las demás confesiones cristianas y de los sectores no creyentes. Este dato habla claramente de la diversidad ideológica del país, y la necesidad de respetarla retirando del currículo escolar cualquier forma de adoctrinamiento. Cada familia puede perfectamente encargarse de transmitir sus propias tradiciones religiosas a sus hijos, para lo cual puede recurrir a sus centros de culto, representantes religiosos o familiares y amigos. No es necesaria la intervención oficial a través de los colegios.

El curso de religión católica es una forma de enseñanza por autoridad, dado que a los alumnos se les imparten dogmas y artículos de fe, que son presentados como verdades en sí mismas libres de cualquier clase de cuestionamiento. Ello choca con la lógica y el pensamiento crítico que deberían estar en la base de una educación de calidad. El curso de religión enseña qué pensar, cuando a los alumnos se les debe enseñar como pensar.

El Perú no sólo está entre los últimos lugares de la prueba PISA de comprensión lectora y numérica. También está rezagado en cuanto a las horas efectivas de dictado. Emplear parte de esa insuficiente parrilla curricular con fines de adoctrinamiento de una ideología específica resulta sumamente lesivo para el objetivo de mejorar la calidad de la educación en nuestro país.

¿CUÁL SERÍA LA SITUACIÓN IDEAL?

Dado que la tradición religiosa es un derecho individual que cada familia es libre de ejercer, el curso de religión católica debería ser optativo, es decir, debería dictarse únicamente si una cantidad significativa de padres de familia firmara explícitamente para solicitar su dictado. Ese dictado, además, debería darse fuera del horario escolar oficial. Esta característica permitiría el diseño de cursos religiosos ad-hoc en colegios fundados por promotores pertenecientes a religiones diferentes de la católica.

 

La condición optativa y extracurricular del curso de religión es la mejor forma de:

 

1.- Respetar los derechos individuales.

2.- No ejercer adoctrinamiento forzado en los niños.

3.- Darles cabida a las demandas de formación religiosa explícita de las familias que así lo soliciten.

 

CONTACTO

Responderemos tu consulta lo antes posible.

Submitting Form...

The server encountered an error.

Gracias...

Encuéntranos tambien en: